no script

Ciberseguridad y las proyecciones 2020

  • 12 Dic 2019
Image Description

A medida que la tecnología y el internet ha ido evolucionado durante la última década, también lo han hecho la suspicacia y el impacto potencial de los ataques cibernéticos. Los crímenes cibernéticos cuestan más de 1 billón de dólares al año: esto es tres veces más que el costo de los desastres naturales y un incremento significativo con respecto a los 600 mil millones que costaron los crímenes cibernéticos a nivel mundial en 2018, que ya era el 0.8 por ciento del PIB global y los 500 mil millones de dólares en 2014.

 

Por otra parte, mientras nos movemos de stuxnet a notpetya, wannacry y más allá, los ataques se han vuelto mucho más complejos… y disruptivos. Cuando el costo promedio de una brecha de datos para una compañía alcanza los 4 millones de dólares, la ciberseguridad ya no es una opción. Es una obligación operativa.

 

En Microsoft, se invierte más de mil millones de dólares al año para combatir el crimen cibernético, tenemos más de 3,500 profesionales en seguridad que trabajan en este espacio y analizamos más de 8.2 billones de señales a diario para proteger email, identidades, aplicaciones, infraestructura y más. Nuestra visión única sobre el panorama de amenazas nos da una perspectiva sobre lo que sucede hoy – y hacia dónde es probable que se dirijan las cosas.

 

Para 2020, creen que habrá cinco tendencias clave que darán forma a la industria de ciberseguridad. A continuación, un vistazo a fondo a estas, así como lo que pueden hacer las organizaciones para protegerse:

 

 

El cielo y el infierno de la inteligencia artificial (IA)

 

La capacidad de la IA de aprovechar el poder de los datos nos ha dado algunas nuevas e increíbles capacidades e información de valor en la lucha contra el crimen cibernético, incluido el poder identificar más rápido y más a fondo patrones y anomalías, lo que nos permite obtener mejores medidas defensivas en el campo de manera más rápida.

 

Por desgracia, la IA no sólo es utilizada para el bien. También puede ser utilizada por los atacantes como una herramienta para crear malware aún más destructivo. Esto significa que se puede desatar un mayor número de nuevas infecciones, que a su vez se puede ocultar mejor de la detección mientras causa estragos.

 

Dado que a menudo los atacantes cambian su enfoque, microsoft ha desarrollado su propia IA y protección de aprendizaje automático (ML, por sus siglas en inglés) basado en factores de riesgo, en lugar de sólo perseguir iteraciones o código malicioso previos. Procesamos 8 billones de señales a diario en la nube de Microsoft, lo que nos permite reaccionar a amenazas del tipo “paciente cero” casi al instante.

 

Sin embargo, la tecnología por sí sola no puede mantener a los defensores por delante de los adversarios. Si bien el malware basado en IA es en especial efectivo en evadir la detección antivirus tradicional basada en firma, Microsoft emplea a 3,500 expertos en seguridad para ayudar a rastrear amenazas y entrenar a su propia protección basada en IA y ML que evalúa un amplio rango de factores de riesgo – no sólo al malware descubierto con anterioridad. Aún más, equipos como la unidad de crímenes digitales (digital crimes unit) de microsoft, identifican de manera proactiva a las organizaciones que crean malware y a menudo trabajan con las fuerzas del orden para interrumpir sus actividades.

 

Colaboración para proteger a las cadenas de suministro

 

Con más de 75 mil millones de dispositivos móviles (incluido IoT) que se prevé estén en uso a nivel mundial en 2020, las brechas como el software obsoleto, los dispositivos no seguros y las cuentas de administrador predeterminadas pueden brindar un amplio rango de vectores para que los atacantes ingresen a los sistemas. Además, dentro de dos años, en 2022, más de la mitad de los datos empresariales serán creados y procesados en el entorno, fuera del centro de datos o la nube.

 

Para contrarrestar esto, los proveedores necesitarán hacer equipo para proteger a sus clientes y cadenas de suministro. Las soluciones integradas también pueden brindar protección adicional – por ejemplo, la plataforma microsoft Identity agrega autenticación multifactor para 1.4 millones de aplicaciones únicas, muchas de las cuales, como servicenow, googleapps y salesforce, son utilizadas a diario por las empresas.

 

Con el tiempo, esperamos ver una colaboración más amplia y formal de la industria y a los proveedores de tecnología poner primero a los clientes y adoptar la complejidad de las cadenas de suministro modernas.

 

 La importancia de asegurar la nube pública

 

Hasta que las compañías implementen mejores prácticas en seguridad, incluso los ataques más trillados, como el phishing, se mantendrán efectivos. Esto es en especial cierto a medida que los departamentos de TI incrementan su foco en la movilidad, la productividad personal y las ofertas BYOD (Bring Your Own Device) sin fricciones para incrementar la flexibilidad de los empleados.

 

Parte de la respuesta está en el cambio final que vemos hacia la nube pública y a la nube híbrida. Dado que las soluciones independientes en sitio e incompatibles no son rival para las amenazas cibernéticas, las nubes pública e híbrida serán las verdaderas claves para brindar herramientas para una seguridad mejorada. Una solución de nube híbrida permite a la IA entender y reflexionar sobre el panorama global de amenazas gracias a los más de 8 billones de señales diarias que pasan a través de la nube. Las soluciones de nube pública también hacen posible tener protecciones adicionales como ubicación de inicio de sesión o autenticación secundaria, todo esto sin detener el tráfico.

 

En la actualidad, dos tercios de las compañías ya están en la nube híbrida o planean implementarla en el futuro cercano, y con el crecimiento de más del 40% del mercado global de nube en 2019*, esta es una tendencia que esperamos se mantenga.

 

La caída de las contraseñas, y el surgimiento de "Cero Confianza" (zero trust)

 

 

En 2019, más de 4 mil millones de registros fueron expuestos debido a brechas de datos. Las identidades y contraseñas con una pobre seguridad se mantienen como nuestro eslabón más débil, en especial frente a malware basado en IA. De hecho, 63% de todas las brechas de datos confirmadas involucraron contraseñas débiles, por defecto o robadas.

 

Un arma clave para combatir esto es implementar un sistema de cero confianza (zero trust). Como lo implica el nombre, estos sistemas no confían en automático en nada dentro del perímetro, así que incluso si los perpetradores consiguen pasar por los firewalls corporativos, todavía necesitarían factores de autenticación adicionales para llegar a cada parte diferente o sensible de la red. Es muy potente: La autenticación multifactor para los negocios puede ayudar a reducir el riesgo de compromiso de identidad en más de 99.9%. al utilizar biométricos y certificados basados en identidad, las organizaciones pueden incrementar la seguridad y optimizar la experiencia de usuario, mientras que los socios de la industria pueden ayudar a escalar a la vez que garantizan su privacidad personal.



Entradas relacionadas


Inicia Sesión para Comentar

Aliados